minfulness

8 formas de enamorarte de tu práctica de yoga

camiseta love the practice

8 formas en las que puedes enamorarte de tu práctica de yoga y mantenerla viva.

Casí todos hemos pasado por un bajón en nuestra práctica de yoga. Has disfrutado durante una temporada, pero un día, simplemente has perdido la constancia.

Pero no te preocupes! Hay maneras de enamorarse de su práctica de yoga, incluso si actualmente no estás pisando la esterilla con la regularidad del pasado.

1. Tu práctica pasará por fases
Como con cada relación en la vida, habrá altibajos. Sí, tu práctica decaerá, pero luego te enamorarás de ella como nunca habias estado antes, así que no juzgues estas fases. Simplemente sigue la corriente y dejate llevar en tu viaje del yoga.

Simplemente nunca, nunca te rindas.

2. Dedicale tiempo para conocer realmente el yoga
Descubrirás que hay mucho más de lo que jamás imaginaste. Explora las Ocho Ramas de Patañjali, profundiza en los Sutras, aprende los mitos detrás de las asanas y descubre mantras, mudras y meditación.

Cuanto más conozcas el yoga, más te enamorarás.

3. Permite que tu práctica te apoye
Habrá momentos en los que realmente sentirás que tienes mucho que hacer y no tienes suficiente tiempo para practicar, y es en estos momentos que necesitas más yoga.

Mi esterilla es un lugar donde me reí, lloré, colapsé, celebré, me desesperé y encontré las respuestas una y otra vez. No importa lo que esté sucediendo, permite que el yoga sea un apoyo y una guía para ti. Nunca te arrepentirás de ponerte en tu esterilla.

4. Manten viva la magia
Cuando comiences a sentir que tu pasión disminuye, recuerda qué fue lo que primero te llevó al yoga. ¿Cuáles son tus primeros recuerdos de aquellos primeros días en que el yoga cambió tu vida y podrías haber pasado todo el tiempo practicando?

Tal vez retomes y vuelvas a visitar tu primer estudio o maestro para reavivar tu pasión y recordarte todas las razones por las que te enamoraste la primera vez.

5. Reconoce lo lejos que has llegado
Muy a menudo, todo lo que nos preocupa es no ser tan bueno como la persona que está a nuestro lado en la esterilla, por lo que nos perdemos todos nuestros avances personales.

Para a menudo para realizar un seguimiento de tu práctica y notar los cambios más pequeños, ya que son los que te permitirán desarrollar las cosas más grandes y desafiantes.

6. Sigue trabajando en algo que parece «imposible»
Soy la primera en decir que el yoga no se trata solo de asanas y poses elegantes, pero a menudo ayuda a seguir trabajando para lograr mantener tu práctica fresca y emocionante.

Con el tiempo, con paciencia y dedicación, el yoga tiene una forma mágica de hacer posible lo «imposible». Solo ten en cuenta que una vez que «logras» una pose, ¡aparecen diez más que quieren ser la próxima!

7. Sigue yendo a clases y talleres
Aquí es donde obtenemos más inspiración, ideas y podemos compartir en la comunidad que nos ofrece el yoga.

¡Practicar en una habitación con otros, compartir una respiración colectiva y un viaje es muy diferente a cualquier otra cosa! Saldrás sintiéndote revitalizado y con algunos amigos más de yoga para compartir en tu viaje.

8. Poner el esfuerzo en una relación, cualquier relación, solo funcionará si ambos hacen el mismo esfuerzo; tienes que encontrar el yoga a medio camino. No puedes esperar corazones, flores y grandes cambios si no apareces a tu práctica.

Sigue presentándote a tu práctica honestamente y con el corazón abierto, y deja que el yoga realice cambios en tu vida.

Espero que estos consejos te inspiren a hacer del yoga tu San Valentín este año.

¡Déjame saber lo que tú y el yoga hacen para celebrar tu amor o cualquier otra forma que hayas encontrado para mantener vivo el amor de tu práctica en los comentarios a continuación!

Ama tu práctica. Practica el amor.

Love the Practice. Practice the love.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.