YogaMeditaciónminfulness

Guia fácil de meditación en casa

meditación-en-casa
Meditar en casa es la mejor manera de comenzar tu viaje hacia una vida de Paz.

Veamos cómo iniciar con la meditación en casa, cómo crear un espacio en el hogar que acelerará tu práctica de meditación en esta guía fácil. Un espacio donde, tan pronto como entras, tu mente se calme y este lista para la meditación como se tratara de un hábito o instinto.

Construye tu espacio de meditación, este se puede personalizar para crear un ambiente tranquilo y de paz. Lo ideal seria disponer de una habitación pequeña con buena ventilación y una temperatura agradable, pero si no tienes una habitación separada que puedas reservar para tu practica, basta con conseguir un espacio para la meditación. ¿Cómo podemos convertir una habitación simple y darle el ambiente adecuado que actúe como un catalizador para la meditación diaria? Mantén el espacio de meditación limpio y ordenado, esto puede tener un efecto inmediato en la mente. Cuelga algunas fotos en la pared de alguien que te haya inspirado para comenzar la meditación o algunos libros sobre meditación. Tener una cita enmarcada (afirmación) en la habitación, leer en voz alta esa afirmación antes y después de la meditación.
Si usas un Mantra, repite-lo diariamente en la sala de meditación. Cada mantra tiene una poderosa vibración.
Quema incienso (opcional), si te sientes cómodo quemando uno antes de la meditación.

¿Para que todo este ceremonial?

Mantener el espacio limpio y ordenado, tiene un impacto directo en la mente. A la mente le gusta asociarse con los símbolos, por lo tanto, mantener imágenes o libros que te inspiren a meditar te ayudará. Asegúrate de que nadie entre en tu espacio de meditación, ni siquiera los miembros de su familia.

Citas (declaraciones de afirmación)

«Las declaraciones de afirmación ayudan a purificar nuestros pensamientos y reestructuran la dinámica de nuestros cerebros para que realmente comencemos a pensar que nada es imposible». Las afirmaciones son como semillas, mientras más repitas la afirmación (riegues) con toda tu fe (nutrición), más rápido se cumplirá (dará fruto).

Algunos puntos a tener en cuenta al hacer una afirmación: Debes saber sin lugar a dudas que tu voluntad es una fuerza poderosa, y cuando opera, todos los poderes mentales de la mente entran en juego. Las declaraciones de afirmación deben estar en el tiempo presente. Forma una imagen mental clara de lo que deseas obtener, hacer o convertirte.

Mantra

Cuando repites un mantra (la sílaba sagrada) diariamente, antes o durante la meditación, la mente asocia el estado de tu mente con ese Mantra. Con el tiempo, cuando quieras entrar en un estado mental meditativo, simplemente repites el mantra y la mente alcanzará automáticamente un estado meditativo como un instinto.

Incienso

Habrás visto fotos de monjes mediando con gran cantidad de incienso, muchos pueden pensar en esto como una práctica religiosa. Sin embargo, también hay una muy buena razón científica. ¿Recuerdas la última vez que has tenido un recuerdo con olor? de una comida de tu madre, de una flor o aroma favorito. Invoca recuerdos y estados de ánimo. Por lo tanto, tener cierto tipo de incienso en tu espacio de meditación ciertamente te ayudará. La mente sabrá con seguridad, que es hora de la meditación. en esta guía fácil

Después de muchos años meditando y después de probar muchos, recomiendo sin dudar el Incienso Yatra de Parimal, a mi me transporta a la India y es mi compañero de meditación-.

Os dejo el link a Amazon, vienen 12 cajas y donde lo he encontrado con un precio muy económico en comparación con las tiendas de calle.

 

Si haces todo lo anterior y creas un hábito para meditar tan a menudo como sea posible, tu espacio de meditación se convertirá en tu santuario. El momento en que entras en la habitación, ese es el momento en que los pensamientos salen de tu mente.

Guia fácil de Meditación en casa: 

1. Siéntate en Padmasana – la postura del loto, donde los pies se colocan en los muslos opuestos). Si no te sientes cómodo en esa posición, puedes sentarte en una silla con la columna vertebral recta  erguida. Tener la columna vertebral en posición vertical es muy importante.
2. Cierra los ojos  y relaja el cuerpo. Toma conciencia de todo tu cuerpo e imagina que estás inmóvil como una roca. Una vez que estás relajado, la respiración se calma y se vuelve más lenta automáticamente.
3.  Lentamente, enfoque la concentración entre las dos cejas (tercer ojo / ajna). Inhala y exhala lentamente. Preferiblemente, la exhalación debe ser más larga (más lenta) en comparación con la inhalación. Repite once veces. Mantenga la conciencia de la respiración a través de ambas fosas nasales.
4. Inhale a través de ambas fosas nasales, pero preste atención a la respiración solo a través de la fosa nasal izquierda. Ahora exhala mientras te das cuenta de la respiración en la fosa nasal derecha. Recuerde que la exhalación debe ser más larga y más lenta en comparación con la inhalación. Haz esto once veces.
5.  Tal como en el paso anterior, pero aquí Inhalas y toma consciencia de la respiración solo a través de la fosa nasal derecha. Ahora exhala mientras te das cuenta de la respiración en la fosa nasal izquierda. Recuerde que la exhalación debe ser más larga y más lenta en comparación con la inhalación. Haz esto once veces.

Puedes respirar normalmente algunas veces entre cada ronda. La duración de la práctica puede ser de 10 minutos a 30 minutos para principiantes. También puedes usar algunos mantras durante la práctica, puedes hacerlo fusionando la conciencia del mantra junto con la inhalación y la exhalación.

2 comentarios en “Guia fácil de meditación en casa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *